Karen es una ciudadana destacada de Los Ángeles. La única mujer de los cuatro hijos de DeWitt y Wilhelmina Bass, ella y sus hermanos crecieron en el área de Venice / Fairfax de Los Ángeles; junto a su padre veía en la televisión acerca del Movimiento por los Derechos Civiles, lo que hizo despertar en ella el interés en el activismo comunitario. Fue entonces cuando hizo un compromiso de por vida: Luchar por la justicia social y económica. 

Karen fundó la Community Coalition en el año de 1990, en respuesta a la crisis de crack-cocaína y de las pandillas violentas que dominaban Los Ángeles. La Community Coalition es una organización de justicia de base comunitaria en el sur de Los Ángeles, la cual empodera a las comunidades afroamericana y latinoamericana entre distintas generaciones, para enfrentar el abuso de sustancias, la pobreza y el crimen al sur de Los Ángeles. A través de su liderazgo en la Community Coalition, Karen ha trabajado en involucrar a los residentes de la comunidad en abordar la raíz de las causas de la injusticia. Esta organización ha sido reconocida a nivel nacional en campañas exitosas de política pública, que le han generado millones de dólares a la comunidad.

Karen se convirtió en una figura prominente en el cuidado tutelar, al fundar el National Foster Youth Institute en Los Ángeles, el cual aboga por más de 400 000 jóvenes bajo el cuidado tutelar en los Estados Unidos. Al asegurarse de que tanto los jóvenes que están, como los que estuvieron bajo el cuidado tutelar, tengan un lugar en la mesa junto a los formuladores de políticas, legisladores, responsables políticos, familias y activistas.

Karen ha representado a Los Ángeles tanto en Sacramento como en Washington, D. C., por más de 14 años; sin embargo, se ha mantenido muy pegada a su comunidad. Ella se ha desempeñado como portavoz durante la mayor crisis económica de California que ha habido desde La Gran Depresión. Bajo su liderazgo, la asamblea le dio seguimiento rápido a la legislación económico-federal de estímulo que ayudó a los californianos que fueron afectados por la crisis económica nacional, y arrancó con billones de dólares en proyectos de infraestructura. Además de ayudar al estado a pasar los tiempos difíciles, Karen aprobó una legislación para que la asistencia médica fuera más accesible y asequible para los californianos; además, promovió esfuerzos para mejorar el sistema de bienestar de la niñez de California. Ella, además dirigió sus esfuerzos en incrementar la producción local de cinematografía a través de los cambios en la política del estado. Debido a su liderazgo, Karen, junto a otros tres líderes legisladores, recibió el prestigioso Premio John F. Kenney Profile in Courage Award, el cual también le ha sido otorgado al expresidente Barack Obama, la portavoz Nancy Pelosi y al ex secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan.  

Karen se graduó de la Hamilton High School, así como de la Universidades Cal State Dominguez Hills y Southern California. Trabajó como enfermera, asociada médica e instructora clínica en la Universidad Southern California. Karen tuvo una hija, Emilia Bass-Lechuga, ella y su esposo, Michael Wright, fallecieron en un accidente automovilístico en el año 2006; a Karen aún la motivan la pasión que Emilia y Michael tenían por la vida. Emilia planeaba continuar los pasos de su madre: Trabajar por un cambio social. Karen tiene cuatro hijastros, Scythia, Omar, Yvette y Ollin, así como dos nietos, Henry y Michael.