Los Ángeles tiene un potencial sin límites.   

Los Ángeles podría ser una ciudad en la que toda la gente tendría acceso a una atención médica de calidad. Podría ser una ciudad cuya economía, que es de las más fuertes, complicadas y complejas del mundo, podría beneficiar a todos. Los Ángeles podría ser una ciudad en la que la vivienda estaría al alcance de todos, en la que todos podrían recibir sueldos dignos, y en la que se proveerían servicios y recursos para que la gente que haya naufragado pueda recuperarse. 

Hace treinta años, Karen Bass vio una ciudad que estaba en crisis y decidió tomar cartas en el asunto. Como nativa de Los Ángeles y profesional de la salud, vio que la delincuencia y las adicciones estaban destruyendo a las familias y comunidades. Así que dedicó su vida a ayudar a unir a la gente para formar la Community Coalition, una de las organizaciones sin fines de lucro más respetadas y efectivas en Los Ángeles. Lo que empezó con el cierre de licorerías, la organización de jóvenes y ayuda para drogadictos se convirtió en una fuerza que ha creado durante treinta años oportunidades económicas, educativas y de vivienda, y además ha abordado la prevención de la violencia y acceso a la atención médica.

Eso solo fue posible uniendo a la gente de las distintas vecindades, etnicidades, generaciones y edades para ser parte de la solución.

Hoy, Los Ángeles se enfrenta a otra emergencia. La salud pública, seguridad pública y crisis económica de los que carecen de hogar se ha convertido en una emergencia humanitaria de enorme magnitud. Cuarenta mil personas duermen en las calles de LA todas las noches – más que en cualquier otra ciudad del país.

No hay respuestas fáciles, pero Karen tiene la experiencia, valores y apoyo para cumplir con la tarea encomendada.

No existen soluciones sencillas, pero Karen tiene la experiencia, valores y el apoyo para lograr su objetivo.

HAGA UNA DONACIÓN HOY